El aumento de tratamientos estéticos va unido a la demanda de procedimientos que sean cada vez menos invasivos y más especializados.

La imagen constituye un valor en alza en la sociedad. El sentirse bien y mejorar la imagen personal repercute en el estado emocional y se vincula con un mayor bienestar. Prueba de ello es el auge de la demanda de intervenciones estéticas, que sigue una tendencia ascendente año tras año en nuestro país.

Los pacientes están cada vez más informados sobre los últimos avances en tecnología y medicina estética. Por ello, son también más exigentes con todo lo que pueda conllevar un riesgo para su salud, buscando tratamientos que potencien la belleza y sean seguros. Este mejor servicio médico-estético pasa por la especialización, uniendo tecnología y seguridad para lograr los resultados óptimos y que, tanto el equipo sanitario como los procedimientos, den la mayor tranquilidad y confianza posible.

Conscientes de ello, las clínicas de estética ilahy, integradas en IMED Hospitales, cuentan con tratamientos personalizados para las necesidades de cada paciente. Ilahy llega a Valencia con una nueva generación de clínicas de medicina y cirugía estética con múltiples unidades y servicios.

Cirujanos plásticos, endocrinos, especialistas en aparato digestivo, nutricionistas, psicólogos, anestesistas, psiquiatras o dermatólogos son algunos de los especialistas de ilahy, que ofrecen un diagnóstico médico personalizado. Siendo la primera valoración médica gratuita, el equipo analiza, valora y propone los tratamientos más adecuados según el tipo de piel, los hábitos de vida o el perfil estético de cada paciente, asesorándole en cada fase del proceso.

En ilahy Valencia, cuentan con los servicios de cirugía estética, medicina estética, dermatología, cirugía de pecho, cirugía bariátrica, cirugía plástica reconstructiva, cirugía secundaria reparadora, la unidad de obesidad y nutrición y la unidad capilar.

En cuanto a la innovación tecnológica en medicina estética, Neointervention es la nueva apuesta de ilahy, consistente en la realización de intervenciones estéticas sin cirugía, sin dolor ni anestesia, mediante procedimientos no invasivos. Esta tecnología supone un complemento idóneo para muchos de los procedimientos de medicina estética y cirugías, especialmente los relativos a la obesidad, la falta de firmeza, celulitis y remodelación. Mejora sus resultados y los prolonga en el tiempo.

Este tratamiento consiste en proyectar una concentración precisa de energía a través de las capas de la piel, hasta la subdermis, a una intensidad adecuada y en una zona específica, actuando de forma eficaz donde sea más necesario.

Además de esta innovación en los procedimientos, con la apertura del nuevo hospital del grupo, IMED Valencia, se inicia una nueva etapa para ilahy que, con cuatro clínicas, se ha convertido en un referente de la medicina y cirugía plástica de la Comunidad Valenciana.

 

Fuente: elmundo.es